Ozonoterapia
Introducción
El ozono es un gas formado por 3 átomos de oxígeno, de olor picante, incoloro aunque resulta azulado en capas gruesas. Se usa como agente oxidante, en la esterilización de aguas potables y como inhibidor de bacterias, evita la formación de moho en los alimentos.
En el campo de la medicina, se lo utiliza mezclado con el oxígeno como desinfectante, antibacteriano y antiviral y debido a sus propiedades antiinflamatorias y analgésicas, en múltiples patologías que presentan dolor e inflamación.




El O3 es un fuerte oxigenador de los tejidos, con desarrollada acción benefactora sobre el metabolismo de los hidratos de carbono, lípidos y proteínas, protector de los glóbulos rojos, con acción inmunoestimulante probada, acelera el proceso de cicatrización, por lo que lo hace muy efectivo en el tratamiento de patologías agudas y crónicas.
Se introduce en el organismo por varias vías: intraarticular, intramuscular, endovenosa por autohemo-transfusión, intradiscal, intravaginal, intrarrectal, y local en forma gaseosa aplicada directamente sobre la piel o por medio de cremas ozonizadas.


Tratamiento de revitalización con ozono

RADICALES LIBRES Y STRESS OXIDATIVO

Los radicales libres son átomos y moléculas que debido a su conformación, tienen el potencial de dañar las células de nuestro organismo que entran en contacto con ellos. Los procesos normales del organismo producen radicales libres, como el metabolismo de los alimentos, la respiración y el ejercicio.

También estamos expuestos a elementos del medio ambiente que crean radicales libres como la polución industrial, el tabaco, la radiación, los medicamentos, los aditivos químicos en los alimentos procesados y los pesticidas, sólo para nombrar los más comunes. Este proceso es llamado oxidación. El daño del tejido puede ser serio e incluso conducir a la muerte de esas células.

Nuestro organismo se defiende del ataque de los radicales libres mediante el Sistema Antioxidante. Por esto existe en nuestro organismo un delicado equilibrio entre la producción de radicales libres, necesarios por parte de nuestro sistema inmunitario, y la neutralización de radicales libres. La mayoría de las veces la pérdida de este equilibrio en nuestro cuerpo provoca la presencia de cantidades exageradas de radicales libres, acelerando el proceso de envejecimiento y permitiendo el desencadenamiento de enfermedades diversas.

No todos los radicales libres son “malos”. Las células del sistema inmune crean radicales libres para matar bacterias y virus, pero si no hay un control (ejercido por los antioxidantes), las células sanas pueden ser dañadas.


Muchas enfermedades crónicas se han ligado directamente con los radicales libres, como la enfermedad cardiovascular y Alzheimer.

Para muchas personas, la producción de antioxidantes naturales y los antioxidantes que se obtienen con la alimentación no resulta suficiente. La polución ambiental, el tabaco, las comidas ricas en alimentos procesados, las situaciones de stress emocional y el stress cotidiano provocan una producción de radicales libres en una cantidad mayor que la que el organismo puede combatir normalmente. Es ahí donde sobrevienen le enfermedad y el envejecimiento. Entonces, cuando estos radicales libres son producidos en exceso,  el sistema enzimático no puede neutralizar el aumento de los mismos, y éstos pueden impactar sobre diferentes estructuras, por ejemplo a nivel endotelial (provocando lesiones vasculares), como así también a nivel neurológico (Parkinson, Alzheimer y otras patologías)

RADICALES LIBRES - TRESS OXIDATIVO - DAÑO CELULAR
¿EN QUÉ CASOS SE PRODUCEN RADICALES LIBRES EN EXCESO


A - Situaciones sin enfermedad.
Esfuerzo físico intenso, incrementando nuestro ritmo respiratorio entre 15 y 20 veces más que en situaciones de reposo. En estas condiciones, hasta un 3% del oxígeno inhalado se convierte en radicales libres. Normalmente estos radicales no producen daño, ya que son neutralizados por nuestra barrera antioxidante.. Si este esfuerzo intenso se prolonga en el tiempo, nuestro sistema antioxidante se “desborda”, y nuestro organismo entra en lo que llamamos stress oxidativo.

Por esto, el  ejercicio moderado es ciertamente beneficioso, mientras que el esfuerzo excesivo produce daño.

También es útil poder realizar ambos tests en atletas profesionales o de elite, tales como futbolistas, maratonistas, ciclistas, triatletas, etc., dado que podemos monitorear y adecuar los niveles de entrenamiento ideales para cada persona (personalización de respuesta a cargas de trabajo intensas).

El stress se produce en situaciones tales como:
1. Tensión psicofísica
2. Malos hábitos dietéticos: una alimentación pobre en frutas o verduras, reduce nuestra barrera antioxidante.
3. Exceso de ingesta alcohólica
4. Tabaquismo
5. Polución ambiental
6. Uso de píldoras anticonceptivas
7. Exposición solar intensa
8. Terapia hormonal sustitutoria (en el caso de menopausia)

B - Situaciones de enfermedad
La mayoría de las patologías provocan stress oxidativo:

. Arterioesclerosis
. Diabetes
. Alzheimer
. Hipertensión
. Artritis, etc.

EXPECTATIVA DE VIDA

La expectativa de la vida humana en buenas condiciones físicas rondaría los 120 años, si no fuera por el stress oxidativo en el que nos encontramos según nuestro estilo de vida o condición de salud. La consecuencia es el envejecimiento prematuro y una mayor predisposición a la enfermedad.

OZONOTERAPIA

La novedad en la Ozonoterapia y sus derivados radica en que sus funciones se dirigen a restaurar y mejorar las defensas naturales de las células contra los oxidantes y los radicales. Esto se lleva a cabo mediante la estimulación de algunos de los sistemas enzimáticos protectores básicos propios, tales como : Glutation peroxidasa, Glutation reductasa, Catalasa, Superoxido dismutasa, etc., y la generación - por medio de un proceso químico más complejo - de sustratos capaces de unirse a los radicales libres para que puedan ser eliminados fácilmente.

¿CUÁLES SON LAS VENTAJAS CLÍNICAS DEL OZONO?
Mejora el suministro de oxígeno a todos los tejidos.
Moviliza el sistema inmune.
Activa el sistema - que posee el organismo - para suministro de antioxidantes y barrida de radicales libres.
Mejora la circulación cerebral,  especialmente en pacientes con trastornos circulatorios cerebrales, que reducen su actividad física y presentan un grado importante de inseguridad para caminar.
Mejora el estado anímico y el sueño.
En general, mejora ostensiblemente la  calidad de vida del anciano.


¿EN QUÉ CONSISTE EL TRATAMIENTO PARA ESTE PROGRAMA DE REVITALIZACIÓN?
En este caso, el tratamiento con ozono es un programa de revitalización que se hace en forma endovenosa. En primer lugar se mide el stress oxidativo en sangre y luego se pasa a un plan de diez sesiones, que se hacen una vez por semana. Una vez finalizadas las diez sesiones, se pasa a un plan de mantenimiento que se realizan cada dos o tres meses.

CABE ACLARAR QUE EL PROGRAMA ESTÁ DIRIGIDO ESPECIALMENTE A PERSONAS CON:
. Cansancio, depresión, falta de vitalidad y decaimiento físico.
. Estado de stress crónico.
. Síndrome de Fatiga Crónica
. Alzheimer, Demencia Senil, Esclerosis Cerebral.
. Arterioesclerosis.




La medición del stress oxidativo marca un alerta en la prevención de algunas enfermedades, pero dado que la formación de Radicales Libres es un proceso dinámico y constante, debemos entender que tratar de modificar todos los factores es lo importante, pero mantenerlos en el tiempo es lo que en realidad puede cambiar nuestra calidad de vida.

© 1998/2017 Copyright Fundación Matera - Todos los Derechos Reservados

Diseño y Hosting: Drwebservicios
E-mail: info@matera.org.ar
Uruguay 1243 1º Dpto. 4º Capital
República Argentina
Tel/Fax (54-11) 4815-1748 /
4812-2475